Search
Generic filters
Imagen de perfil

AnaLloverasdesconectado

0 de 5
0 valoraciones
  • 0

    Posts

  • 0

    Comentarios

  • 75

    Visitas

  • AnaLloveras publicó en el grupo RELACIONES INTERNACIONALES

    hace 5 meses
    Un Mundo Universal

    Suelo vivir casi como si no existiesen fronteras. Me considero “ciudadana del mundo” viajando, viviendo en diferentes países, he tomado miles de aciones, decenas de visas, 3 pasaportes vigentes, uno porque se llenó de sellos y otro de un color diferente lo adquirí viviendo ahí, “afuera”, después de muchos trámites, oficinas y papeles.

    Hoy, en un contexto de miedo generalizado y pandemia mundial, encontrándome en India, me contacté con “mis embajadas” para ver posibilidades de vuelos especiales o de repatriación a Argentina con el fin de reencontrarme con mi familia. Pero, esto no es posible. No porque el mundo esté en cuarentena o porque no hayan vuelos comerciales, sino porque el país donde nací no deja entrar a nadie a su territorio, tampoco a los que se identifican con él ni a los que llevan su nombre en el documento de identidad. Ya no vale que el pasaporte tenga el mismo escudo.. ahora los que estamos fuera de los límites geográficos somos parte de “los otros”, “los culpables”, “los que traen la desgracia”, “los portadores del virus”.

    La sífilis fue como el pistoletazo de salida de la destrucción colonial y de las políticas raciales que vendrían con ellas. Los ingleses la llamaron “la enfermedad francesa”, los franceses dijeron que era “el mal napolitano” y los napolitanos que había venido de América: se dijo que había sido traída por los colonizadores que habían sido infectados por los indígenas… El virus, como nos enseñó Derrida, es, por definición, el extranjero, el otro, el extraño. Paul Preciado

    Nuestra mente genera separación como una forma de resolver problemas rápidamente. Nos sentimos más seguros con “los nuestros” y así podemos hecharle la culpa de lo que nos molesta a “los otros”.

    En esta caso, la culpa de la pandemia/desgracia/todos los males/mi sufrimiento es de los chinos, hasta que el virus se sigue esparciendo, entonces es de todo aquel que viene de “afuera”, hasta que el país ya esté infectado, y luego será del gobierno que toma malas desiciones, o de los otros que no les hacen caso, etc, etc, etc. Así es como repetimos el hábito mental de separación, límites, otros, culpables, violencia, guerras.

    Creo que si el virus se hizo pandemia mundial tan rápidamente es porque el mundo no sólo está conectado, sino que funciona como una unidad. También podemos decir que es un sistema planeta tierra con flujo de cosas y seres, una unidad.

    Por qué entonces queremos sostener en nuestras mentes e ideales organizacionales esas fronteras geopolíticas? Creo que desdibujarlas llevaría a una representación más real de los flujos actuales.
    Para mi el problema principal está en nuestras mentes nuestros valores: ansia de poder, miedo de perderlo, control, violencia, acumulación de riquezas. Esto no es nuevo y ha ido tomando diferentes formas de expresión a lo largo de la historia, según diferentes contextos tecnológicos, religiosos, politicos, económicos y sociales. Pero los valores de donde surgen los pensamientos y luego las acciones, son, a mi parecer, los mismos desde el principio de la historia del hombre en sociedad.
    Mientras esos sean los valores que nos gobiernan (digo, a cada uno como persona, y no desde afuera sino desde nuestra propia mente), eso es lo que vamos a crear y hasta defender: fronteras, separación, violencia, guerras.

    “Para ello tenemos que vacunarnos contra el veneno mental que nos divide en culturas nacionales, razas, grupos de edad y clases sociales en mutua competencia.” Gabriel Markus

    Se me ocurre un mundo sin fronteras. Con libre transito de bienes y personas. La organización en comunidades, resultado de nuestros valores individuales sumados.

    “Contrariamente a lo que se podría imaginar, nuestra salud no vendrá de la imposición de fronteras o de la separación, sino de una nueva comprensión de la comunidad con todos los seres vivos, de un nuevo equilibrio con otros seres vivos del planeta. Necesitamos un parlamento de los cuerpos planetario, un parlamento no definido en términos de políticas de identidad ni de nacionalidades, un parlamento de cuerpos vivos (vulnerables) que viven en el planeta Tierra.” Paul Preciado

    “Convirtámonos, por tanto, en ciudadanos del mundo, en cosmopolitas de una pandemia metafísica. Cualquier otra actitud nos exterminará y ningún virólogo nos podrá salvar.” Gabriel Markus

    Creo que una de las problemáticas está en el planteo de querer cambiar el mundo. Querer que los otros cambien, que el sistema cambie, que la vida cambie, que todo al rededor cambie para que nosotros seamos felices. Solo entonces vamos a estar conformes. Aunque pensemos en cambiar el mundo, y suene revolucionario, es a mi parecer bastante pasivo e ilusorio. No por el cambio, sino por el mundo. No podemos cambiar a otros pero si, podemos cambiar nosotros. Suena bastante espiritual y poco concreto, lo sé. Cambiar el mundo, también. 

    “El mundo” refiriéndonos al funcionamiento del mundo tal y como lo conocemos, porque es la representación de la suma de nosotros y nuestros valores.

    Propongo revisar, replantear, analizar, entender los principios y valores que fundamentan mis acciones. Creo que “el mundo” es la suma manifestada de eso. Vayamos a la raíz, al origen. A lo íntimo de cada uno para replantearnos un mundo universal.

    Ojalá aprendamos, como no lo hicimos en ninguna de las crisis mundiales anteriores.

    Ana Laura Lloveras
    9 Abril 2020, India

    le gusta esto

Media

Photos
Videos
Audios
Files
Sorry, no items found.

Grupos